17 de enero de 2014 / 12:34 a.m.

El pateador ex autentico del 2008, Adrián Incapié, realizó con éxito un workcamp con los Cardenales de Arizona, equipo profesional de la NFL que forma parte de la conferencia nacional, realizado este miércoles 15 de enero en territorio estadounidense.

El regiomontano tuvo una presentación perfecta "probé junto con un chavo de Indianápolis, otro de Nueva Orleans y un Noruego en pruebas de campo y kick off. Afortunadamente estuve muy certero. Despeje 10 goles y las 10 muy buenas. Ellos erraron una nada más y los coaches gringos son muy especiales no les gusta el marguen de error", nos comentó orgulloso Incapie.

El universitario esta de regresó en Monterrey con la convicción de trabajar todos los días en espera de una respuesta "Me dijeron que en cualquier momento me echan la llamada para volar allá y empezar a entrenar con el equipo", así que debo estar listo, agregó.

Rolando Cantú, ex borrego y primer mexicano en llegar a la NFL sin ser pateador, fue la conexión entre Incapié y los cardenales, pues el mexicano es parte de su staff y le da sus palabras de aliento "me dijo oye compadre échele ganas, yo nunca perdí el sueño y mira donde estoy".

Tras 5 años buscando un espacio en NFL, probó con los Santos de Nueva Orleans y los Vaqueros de Dallas en 2012. A sus 26 años Adrián se siente con la experiencia, seguridad y capacidad necesaria para formar parte del NFL y espera en Dios contar con un poco de suerte, que siente les ha faltado.

Maltos: compañero de su sueño

Incapié, entrena todos los días con José Maltos. También ex pateador de auténticos, que tras ser declinado el año pasado por los santos de nueva Orleans a sólo 2 partidos de su posible debut, no ha dejado su sueño.

Está en espera que los Patriotas de Nueva Inglaterra terminen su temporada para obtener una respuesta, luego de sus pruebas el año pasado "No me agüite con lo de Santos, aprendí y ahora me estoy preparando para el regional combine de la NFL el próximo 9 de febrero en Houston"

Ambos mexicanos se encuentran en la ciudad entrenando todos los días en su espera insaciable de una oportunidad "nadie nos tiene a la fuerza, es nuestro deseo y lucha para estar en un equipo lo que nos hace trabajar día a día", concluyeron.

JOHANNA PEÑA