7 de enero de 2013 / 02:20 p.m.

Monterrey  Con los propósitos de un nuevo año, el sector cultural mantiene diversas aristas pendientes.

Legislaciones, la conclusión –o desaparición definitiva- de museos, retomar la vida en el sector rural o remodelaciones son algunas de las tareas pendientes. A continuación un breve repaso.

NUEVA LEY DE PROTECCIÓN AL PATRIMONIO CULTURAL DE NL

Desde 2011 se ha manejado la posibilidad de publicar una nueva ley que resguarde al patrimonio tangible e intangible de Nuevo León, sin embargo la iniciativa se mantiene congelada en el Congreso del Estado.

La Legislatura 72 formó mesas de trabajo para, primero, plantear la regeneración y protección del Barrio Antiguo de Monterrey. De las sesiones se dedujo que habría que cambiar por completo el reglamento del Patrimonio Cultural, vigente desde 1991.

La nueva Ley de Cultura comprometía a la Secretaría de Desarrollo Sustentable y al Conarte para tener mayor participación en vigilar, proteger y promover el patrimonio del estado.

A comienzos de 2012 la mesa estaba puesta para la aprobación la nueva Ley, sin embargo éste paso nunca se dio y actualmente la iniciativa no figura en el programa de actividades de la actual Legislatura.

MUSEO NACIONAL DE HISTORIA NATURAL

Con cada vez menos apoyo económico, lo que empezó siendo una iniciativa única a nivel nacional termina siendo un fideicomiso estatal con pocos avances en su desarrollo y con vías a la extinción.

En el 2009 el ingeniero Mauricio Fernández Garza propuso crear un museo de carácter nacional para exhibir la riqueza paleontológica y mineral de México, teniendo como sede la Nave Lewis del Parque Fundidora en donde él donaría gran parte de las piezas.

Dos años después el proyecto recibió su principal y hasta ahora más fuerte estímulo, donde Conaculta otorgó 50 millones de pesos de los 200 que necesita el proyecto.

Sin embargo, para el 2012 no recibió ningún apoyo Federal y en noviembre del mismo año Fernández Garza declaró que el proyecto “no ha avanzado nada”, salvo en la museografía con la que ya se cuenta.

Para este 2013 la Federación aportó un monto de 10 millones, sin embargo el Fideicomiso estatal creado para tal museo no ha dado a conocer avances del mismo.

PAPALOTE VERDE

El proyecto museográfico con mayor avance en la ciudad es el Papalote Verde, que se ubicará en el subsuelo del Parque Fundidora.

No obstante el proyecto también busca ingresos para continuar con su etapa de construcción, que para mediados del 2012 registraba un avance del 27 por ciento.

Para terminar el museo requiere de una inversión cercana a los 310 millones de pesos, y para este año la Federación destinó un total de 28 millones.

El museo será uno de los más avanzados en tecnología y arquitectura renovables de América Latina, y en su totalidad estará bajo el suelo de Fundidora. Contará con siete zonas temáticas destinadas a niños y adultos, además de contar con una arquitectura amigable con el medio ambiente.

Este proyecto está en planes de concretarse a finales del presente año y comienzos de 2014.

RESCATAR LA CULTURA EN MUNICIPIOS RURALES

La violencia e inseguridad que asola al estado desde 2007 ha impactado al sector cultural, especialmente en los municipios rurales.

Ejemplos hay de sobra. La Hacienda del Muerto, ubicada en Mina, se mantiene cerrada desde el 2011 pues no se pueden ofrecer medidas de seguridad a sus visitantes. La vieja Hacienda fue restaurada a plenitud en el 2010.

En lo que respecta a los museos la situación ha obligado a cierres o bajas asistencias. Espacios culturales de Higueras, Lampazos, Santiago y Linares han sentido este proceso, y en algunos casos han tenido que cerrar sus puertas.

REMODELACIONES

Algunos espacios culturales de Monterrey y su área metropolitana requieren de remodelaciones o restauraciones.

Una de ellas es el mural de Guillermo Ceniceros ubicado en la Biblioteca Municipal “Felipe Guerra Castro”, que el 2012 cumplió 50 años y que entre la administración de Monterrey Conarte se había propuesto una recuperación de la obra, misma que no se dio.

También se tiene pendiente la restauración de la Virgen de la torre en la Basílica de la Purísima, un proyecto que también contempla Conarte.

— GUSTAVO MENDOZA LEMUS