24 de octubre de 2014 / 05:20 p.m.

A dos meses de que termine el 2014, aún faltan por ver actuaciones de figuras como Bernard Hopkins y Manny Pacquiao, pero hasta el momento estos más de 10 meses del año han dejado un sabor de boca amargo en el boxeo por la falta de emociones.

Hubo peleas de pago por evento que superaron los 60 dólares por contratación y que al final quedaron lejos de lo que el papel prometía o se tornaron en encuentros disparejos.

"Me pareció que la guerra estratégica fue de los factores principales (para la falta de emoción). El pleito entre Showtime y Haymon contra la dupla conformada por HBO y Top Rank tuvo bastante influencia, sobre todo preparando el terreno en un escenario donde Floyd Mayweather Jr. ya no estará", declaró a La Afición Gilberto Mendoza Jr., presidente ejecutivo de la Asociación Mundial de Boxeo.

Duelos de pesos pequeños y peleas que no encabezaron las carteleras fueron los que rescataron 2014, dando un respiro a los mejores libra por libra que no pusieron sus carreras en riesgo.

Con boxeadores como Mayweather, Juan Manuel Márquez, Manny Pacquiao, Wladimir Klitschko y Carl Froch ya en los 40 años o a punto de cumplirlos, el panorama luce poco alentador si se revisa la lista de las figuras, a la que se integraron algunos como el kazajo Gennady Golovkin, el nicaragüense Román González o el tapatío Saúl Álvarez, aunque sin despuntar en estos 10 meses.

"La necesidad de crear una nueva estrella puede seguir por la protección de algunos boxeadores. Los aficionados nos estamos perdiendo la oportunidad de ver peleas que nos gustarían o que lucen atractivas", señaló Mendoza Jr., quien aseguró que el cambio generacional es evidente.

Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo, ya había advertido sobre ese cambio de guardia en el boxeo a escala internacional:

"Creo que el hecho de que pongan a pelear a los boxeadores desde muy jóvenes y, además, de manera inmediata a disputar un título, por tanta opción que hay de conseguir cinturones, rompe con los ciclos, no se completan y no llegan a madurar, a alcanzar su máximo potencial", dijo el mexicano.

El directivo que encabeza el organismo aseguró que más allá de las diferencias entre promotores, televisoras y patrocinadores, el deporte de los puños siempre ha logrado salir adelante, y aunque las figuras no abunden, pronto se iniciará de nuevo el ciclo.

"Siempre ha sido una gran preocupación el ver cómo grandes ídolos se empiezan a apagar, pero de repente va a salir el nuevo Floyd Mayweather o el nuevo (Mike) Tyson sin que nos demos cuenta. El boxeo es así, un deporte único y formidable", agregó.

"Habrá que aprovechar que ahora el boxeo en general está creciendo, sobre todo el femenino, ¿por qué no?, y en el masculino ya llegará el momento en el que salga algún chino, un ruso, un boricua u otro mexicano para brillar. Material hay".

ÉRIKA MONTOYA