31 de julio de 2013 / 04:07 p.m.

Una mujer británica de 41 años llamada Amanda Ross acapara portadas en el Reino Unido tras conocerse su inusual historia: dio a luz a su primer hijo sólo 15 horas después de enterarse de que estaba embarazada.

Ross había salido de compras junto a su esposo, Paul Dean, cuando comenzó a sentir un fuerte dolor estomacal, que atribuyó al estreñimiento.

Se dirigió a un centro médico donde le hicieron un examen y una matrona le informó que probablemente estaba embarazada de siete u ocho meses.

""Cuando me dijeron que estaba embarazada mi primera reacción fue de puro terror. Yo pensé: 'Oh, Dios mío, podría haber hecho esto hace 10 años, pero ya estoy en mis 40'. Fue un gran shock y aún no puedo creerlo. Me va a tomar un tiempo acostumbrarme"".

La mujer fue enviada a casa después de que le recetaran medicamentos. Sin embargo, pocas horas después su marido tuvo que llevarla nuevamente al médico, porque su estómago estaba haciendo ruidos extraños.

Al llegar al centro asistencial fue transferida inmediatamente a la unidad de maternidad del Hospital de Bristol, donde los médicos le practicaron una cesárea.

Nació así su hija Chloe, quien pesó un poco más de dos kilos. Amanda Ross estuvo en el hospital durante seis días antes de ser dada de alta.

""No tenía idea de que estaba embarazada. No tenía antojos ni sentí patadas ni nada. No teníamos nada preparado, pero afortunadamente nuestras familias han colaborado mucho y nos han conseguido todo lo que necesitamos"", explicó.

Amanda y su pareja, Paul, están juntos hace 14 años y ninguno de los dos trabaja. El hombre, de 53 años, tiene dos hijos de un primer matrimonio y dos nietos.

Redacción