14 de octubre de 2014 / 05:03 a.m.

Colin Kaepernick lanzó para 343 yardas y tres anotaciones, con lo que permitió que los 49ers de San Francisco se recuperaran de un déficit de 14 puntos y vencieran el lunes 31-17 a los Rams de San Luis.

Así, los 49ers respondieron con un gran cierre para compensar el estupendo inicio que había tenido San Luis.

Brandon Lloyd, Anquan Boldin y Michael Crabtree lograron sendas recepciones de anotación por los 49ers (4-2), que hilaron tres triunfos consecutivos.

"Nuestros receptores hicieron un gran trabajo hoy", dijo Kaepernick. "Nuestra línea ofensiva hizo una estupenda labor para protegernos y darnos tiempo".

Kaepernick encontró a Boldin en la zona prometida con un pase de 11 yardas. Coronó de esta forma un avance de 80 yardas en el comienzo de la segunda mitad.

Cuando los 49ers tomaron la ventaja por 17-14, varios espectadores en el piso superior del graderío desplegaron una manta encima de la pantalla de video, como parte de las protestas por la muerte a tiros de Michael Brown, ocurrida en agosto en Ferguson, un suburbio de San Luis.

San Francisco amplió su ventaja cuando Kaepernick completó con Crabtree un envío de 32 yardas, a 13 segundos de que concluyera el tercer periodo.

Los Rams tuvieron una última oportunidad de empatar el encuentro, pero Dontae Johnson interceptó un pase y se llevó el ovoide a lo largo de 20 yardas, para el touchdown definitivo, con 53 segundos por jugarse.

Ahmad Brooks y Dan Skuta lograron dos capturas de mariscal cada uno, como parte de una defensiva que consiguió cinco sacks contra Austin Davis y que permitió sólo un primero y 10 en las primeras seis ofensivas de San Luis en la segunda mitad.

Los Rams (1-4) acumularon 151 yardas y tomaron una ventaja de 14-0 luego del primer cuarto, con un acarreo de una yarda de Benny Cunningham y un pase de anotación de 22 yardas de Davis a Lance Kendricks.

San Luis usó uniformes antiguos —en azul rey y amarillo— para rendir un homenaje al equipo que conquistó el Super Bowl de 1999, y parecieron emular a aquel plantel en el comienzo del duelo. Luego, se llevaron una nueva decepción.

AP