9 de julio de 2013 / 01:49 p.m.

Londres• El primer bebé probeta procedente de un embrión al que se analizó para ver si tenía defectos genéticos nació en junio a través de una nueva técnica de bajo costo que podría mejorar el éxito de la fertilización in vitro.

La nueva técnica empleada para localizar anomalías en cromosoma y defectos genéticos específicos antes de que un embrión se implante en el útero, utiliza una moderna secuenciación del ADN.

Arededor de 30 por ciento de los embriones seleccionados en la fecundación in vitro (FIV) cuando el esperma es implantado en los óvulos en un laboratorio se logra con éxito, y los defectos de cromosoma son un factor importante.

El nacimiento del niño ocurrió en junio pero fue anunciado ayer en un estudio que, según los científicos, validó el concepto de pruebas de genoma de próxima generación, aunque se necesitan más experimentos clínicos antes de que el sistema se use ampliamente.

Un caso más es el de una mujer que se sometió a esta misma técnica y dará próximamente a luz.

Otros métodos de evaluación genética se han desarrollado en la última década, pero el nuevo sistema debería ser sustancialmente más barato, según creen los investigadores.

“Podemos hacerlo a un precio cercano a la mitad y dos tercios de los actuales para el análisis de cromosomas”, dijo Dagan Wells, de la Universidad de Oxford.

“Si otras pruebas aleatorias lo confirman, podríamos llegar a un punto en el que haya un argumento económico y sea ofrecido de forma general”, añadió.

Actualmente, los exámenes de embriones en la FIV se reservan a las mujeres de edad avanzada, que tienen un riesgo mayor de anomalías en cromosomas, y a quienes tienen abortos recurrentes.

Además de presentar su investigación en la reunión anual de la Sociedad Europea de Embriología y Reproducción Humana en Londres, dará resultados de pruebas en células con defectos genéticos.

Stuart Lavery, director de FIV en el hospital Hammersmith de Londres, que no participó en el trabajo, dijo que el análisis rápido de grandes cantidades de ADN que se usan en esta nueva técnica de secuenciación es una “ciencia asombrosa”.

“Da una herramienta muy poderosa para examinar el diagnóstico genético previo a la implantación y da mayor confianza cuando buscamos múltiples anomalías genéticas en un embrión humano”, dijo a los periodistas.

Lavery añadió que era necesario un programa de pruebas clínicas aleatorias para confirmar la eficacia de la técnica, algo que Wells y su equipo esperan empezar a hacer a finales de este año.

REUTERS