ROBERTO FLORES
30 de junio de 2014 / 09:12 p.m.

El divorcio de sus padres y las carencias económicas que pasó de niño son los motivos que pudieran orillar a Luis Suárez a tener los arranques de morder a sus rivales, reveló la abuela del jugador uruguayo.

Lilia René Píriz, abuela materna del goleador charrúa, que fue suspendido 9 juegos y expulsado del Mundial por morder en la espalda al italiano Giorgio Chiellini, se dijo consternada por esto y las repercusiones que ha tenido para su nieto.

"No sé por qué tiene esos arranques, cuando lo tiene todo para ser feliz. Quizás el divorcio de los padres y las privaciones que pasaron", sean, según Lila, el origen de esos mordiscos.El cuarto de siete hermanos, Luisito "no era peleador, era buenito, buen compañero. No sé qué le pasó a mi negrito", ha comentado 'la Chola', como es conocida la abuela, hincha acérrima de Peñarol y que tiene "22 nietos en total".

Según las declaraciones realizadas por su abuela desde la ciudad de Salto y en dos entregas a El País de Montevideo, el crack del Liverpool pretendido por el Barça "es calentón desde chiquito... al igual que su padre, militar y también jugador de fútbol".

"Nunca pensamos que Luisito iba a ser el más famoso de todos con ese carácter", añade entre risas.