2 de diciembre de 2014 / 04:10 a.m.

Una de las últimas amistades entre barras mexicanas terminó la tarde del domingo y es que los grupos de animación de Atlas y Rayados eran afines y sus líderes compartían una amistad fuera de la tribuna.

Pero los actos violentos al finalizar el partido en el Jalisco acabaron por romper los lasos entre estos grupos de animación. La Adicción y la Barra 51 se distanciaron y pese a que las agresiones fueron contenidas a tiempo antes de que se diera una masacre, la situación entre estos grupos se han perdido. 

"Los líderes no saben qué pasó. De pronto nos dijeron que había agresiones del otro lado del estadio y no sabíamos que pasaba, después vimos los vídeos y las fotos y no nos explicamos qué sucedió. No estaba planeado y lo que duele es que se pudrió una amistad de muchos años, aunque los jóvenes de ambas barras ya no la tenían en cuenta" señaló un aficionado del Atlas quién estuvo en la zona de la A norte a la hora de los enfrentamientos entre barristas.

Pese a que la declaración es anónima por los incidentes violentos que sucedieron en la colonia Independencia, lo que les duele es que la eliminatoria ante Rayados parecía estaba muy encaminada en favor de los Zorros.

Entre los barras de cualquier parte del mundo reza "la batalla que ganes hoy la perderás mañana", los del Atlas saben que los focos de atención están encima de ellos, que pasará mucho tiempo para que dejen de hablar de esa tarde en el Jalisco. 

Hay 20 policías heridos por las agresiones y daños irreversibles para el grupo de animación, pues la directiva en voz de Heriberto Ramón Morales ha dicho que tomarán cartas en el asunto y se tomarán el derecho de admisión para el 2015. Esto es sólo el comienzo. 

JESÚS HERNÁNDEZ TÉLLEZ