22 de enero de 2014 / 01:44 a.m.

Más allá de que el proceso de rehabilitación de la operación a la que fue sometido en la rodilla izquierda va muy bien, el defensa de Guadalajara, Jesús Sánchez, no quiere apresurar las cosas para evitar una recaída que lo aleje más tiempo de las canchas.

"Hay una palabra fundamental, paciencia, no querer adelantar las cosas porque puede pasar algo; vamos de acuerdo a lo dicho y estamos en buena forma", aseguró.

Aceptó que "siempre el ver los partidos por la tele es muy diferente, con ganas de estar en la cancha, pero también soy consciente de que tengo que estar bien primero acá y después será más útil mi ayuda, cuando esté al 100 por ciento".

"Obviamente estar sin molestia me da ánimos para venir día con día, aparte que siempre he sido una persona positiva y eso también ayuda, el ver las cosas de otro lado, ayudan en el ánimo y el cuerpo lo sabe", apuntó.

Finalmente, el elemento surgido de las fuerzas básicas del "Rebaño Sagrado" aceptó que aunque nunca serán positivas este tipo de situaciones, son importantes para reconocer los errores que se cometieron en todos los aspectos.

"Ninguna lesión es buena, pero sí te sirve para analizar qué estás haciendo, qué dejaste de hacer y es importante el recapacitar, el reflexionar sobre esto".

"Sin duda voy a tratar de llegar en mi mejor estado físico y mi mejor estado anímico para tratar de apoyar al equipo, para que siga teniendo los buenos resultados que han tenido hasta el momento", sentenció.

Notimex