22 de agosto de 2014 / 09:40 p.m.

 

Al igual que varios clubes, el modesto Slovan Brastislava de Eslovaquia, comenzó esta semana su camino en la fase de repechaje de la Liga de Campeones de Europa.

El cuadro eslovaco enfrentó al Bate Borisov de Bielorrusia.

El Slovan llamó la atención, pero no por su estilo de juego, sino por una particularidad en su uniforme.

Este cuadro es vestido por Adidas, quien diseño un sencillo uniforme en celeste, teniendo como detalle curioso la presencia de un patrocinador llamado Niké.

Este auspiciante es una casa de apuestas eslovaca, y no tiene ninguna relación con la famosa marca norteamericana.

La playera:

RAFAEL RIVERA