19 de febrero de 2015 / 01:35 p.m.

Monterrey.- La presencia del Ejército Mexicano en las calles de Nuevo León es menor que hace tres años, cuando la violencia era extrema, pese a ello el adiestramiento de los elementos es permanente para actuar cuando sea necesario.

Al interior de la Séptima Zona Militar las actividades se desarrollan con la misma rigurosidad y disciplina de siempre. El toque de levante a las 6:30 horas indica que una nueva jornada comenzó sin saber a qué hora terminará.

Tender la cama, asearse, alistar el arma, son los primeros pasos. TELEDIARIO tuvo acceso a las instalaciones del 16vo Batallón de Infantería y al área de adiestramiento de Fuerzas Especiales para acompañar a los elementos en sus prácticas.

Ninguna misión comienza sin rendir honores a los símbolos patrios, por la Banda de Música y la Banda de Guerra son los primeros en tomar lugar.

"Se canta con música en vivo sobre todo para fomentar y acrecentar los valores militares y el hecho de poder servir mejor al País y a la gente de forma más eficiente", explicó el Teniente Coronel de Infantería, José Guadalupe Gómez Salado.

ADIESTRAMIENTO INTENSO, COMO SI ESTUVIERAN EN OPERACIÓN

Un francotirador con su barret calibre .50 dio inicio a la operación, eliminando a un delincuente representado por una figura de lámina.

El ruido de los motores a máxima velocidad, las radio frecuencias sonando con las instrucciones para la intervención en una casa de seguridad y la explosión de una granada convirtieron el ejercicio en una escena casi real.

En esta ocasión no había personas secuestradas ni criminales atrincherados, pero los elementos entraron con cautela y abrieron fuego, todo calculado.

"El adiestramiento de Fuerzas Especiales es intensivo y debe tener todos los medios para no ser una víctima más de una contingencia y saber qué hacer en su momento. Es diario, es nuestra actividad diaria la infiltración, intervención, aeromoviles, reacción a una emboscada y adiestramiento con fuego real", explicó un elemento del Quinto Batallón de Fuerzas Especiales.

Pero si el ingreso se complica, ya sea durante una operación contra el narcotráfico o desastres naturales, no es impedimento pues el Ejército Mexicano cuenta con vehículos todo terreno y aeronaves, así como personal capacitado para realizar una infiltración rápida.

Este 19 de febrero, en el marco del 102 aniversario del Ejército Mexicano, no hay tiempo para festejos, el adiestramiento es constante.

FOTO Y TEXTO: SANDRA GONZÁLEZ