7 de noviembre de 2014 / 06:11 a.m.

Adrian Peterson deberá esperar antes de saber si recibe permiso para regresar esta campaña con los Vikings de Minnesota.

La NFL comenzó formalmente una revisión del caso del corredor estelar, para determinar su posible castigo bajo las políticas de la liga sobre conducta personal.

Sin embargo, la NFL informó el jueves a Peterson que su estado actual, suspendido sin goce de sueldo, no variará sino hasta que se complete el proceso.

"La NFL ha solicitado que Peterson presente información relevante sobre este caso y se reúna con expertos designados que someterán sus recomendaciones a la consideración del comisionado", dijo el vocero Brian McCarthy. "Peterson tendrá también la oportunidad de presentarse a una audiencia antes de que se imponga alguna medida disciplinaria".

Peterson no se declaró culpable ni inocente el martes, en Texas, respecto del cargo leve por agresión imprudencial que se le imputaba. Mediante un arreglo, evitó que se le acusara de un cargo más grave, de abuso infantil, por golpear con una vara a su hijo de 4 años.

Esencialmente, se le sentenció a dos años de libertad condicional, una multa de 4.000 dólares y al compromiso de asistir a entrenamiento para padres, así como de cumplir 80 horas de servicio comunitario.

"Adrian quiere seguir adelante con su vida, tener una buena relación con su hijo y regresar a los partidos de fútbol" americano, dijo su abogado Rusty Hardin, después de que se alcanzó el arreglo para evitar un juicio. Mediante ese acuerdo, el jugador de 29 años evitó ir a prisión.

Pero el tema de cuándo volverá a jugar Peterson sigue luciendo muy enredado.

Unas horas después de que la NFL divulgó su postura sobre el caso, la Asociación de Jugadores emitió un comunicado en el que exigió eficiencia y congruencia.

"Nuestro sindicato trabajó con la NFL, los Vikings de Minnesota y los representantes de Adrian en busca de un acuerdo sobre la adjudicación de su caso legal. Ahora que está resuelto este asunto legal, creemos que Adrian tiene el derecho de que se le trate de una manera congruente con casos similares bajo nuestro contrato colectivo. Buscaremos todas las medidas de remedio si se violan esos derechos", advirtió la Asociación.

Los Vikings (4-5) están en su semana de descanso. Tienen previsto practicar el lunes para su próximo partido, el 16 de noviembre en Chicago.

A Minnesota le restan sólo siete partidos en el calendario, lo que complicaría el retorno. El comisionado de la NFL, Roger Goodell, recibió una andanada de críticas que consideraron demasiado benévolo el castigo inicial impuesto al corredor de Baltimore, Ray Rice, por golpear a su prometida y actual esposa.

Cuando trascendió un video que mostraba el puñetazo propinado por Rice, Goodell anunció un castigo más severo. Ahora, el jefe de la liga enfrentará un cuidadoso escrutinio sobre la forma en que maneje cualquier sanción a Peterson.

AP