21 de noviembre de 2014 / 04:28 p.m.

El corredor de los Vikingos de Minnesota Adrian Peterson rompió el silencio sobre el escándalo de maltrato hacia su hijo de cuatro años de edad.

Peterson en una entrevista con Tom Pelissero de USA Today señaló que nunca más volverá a utilizar un látigo para disciplinar a su hijo.

“Nadie sabe cómo me sentí cuando voltee a mi hijo después de golpearlo y ver la marca que le había dejado en pierna izquierda. Nadie sabe que papá se sentó ahí y se disculpó a él, lo abrazé, y le dije que no era lo que quería hacer y que lo sentía mucho”, platicó Peterson.

“Yo amo a mi hijo, amo a mis hijos, a mi familia. Como dije después de mi declaración, aceptó mi responsabilizada por mis acciones. Me arrepiento de la situación. Yo amo a mi hijo más de lo que cualquiera se puede imaginar”, continuó platicando Peterson.

Algo que molesta al jugador estelar de Minnesota son declaraciones del comisionado de la NFL Roger Goodell que no ha mostrado estar arrepentido por sus acciones.

“No digas que no estoy arrepentido, porque en mi declaración (en la corte) demostré que estaba arrepentido.”, comentó.

“Sé que tendré mi oportunidad de sentarme cara a cara con Roger y le podré decir lo mismo que te estoy diciendo”.

Adrian Peterson le encantaría volver a jugar con los Vikingos. “Me encantaría regresar y jugar en Minnesota. Tendría que regresar a la comunidad y ver como esta la situación. Yo se quienes me quieren. Para los coaches y jugadores no hay problema. Dentro de la organización hay algunos que me apoyan y otros que no”.

La audiencia para la apelación de Peterson está programada para el 2 de diciembre y espera ese tiempo para demostrar lo arrepentido que esta.

REDACCIÓN