8 de abril de 2014 / 03:24 p.m.

El director de las federaciones deportivas de los Juegos Olímpicos de verano pidió medidas urgentes para resolver las demoras críticas que experimentan los preparativos para las olimpiadas de 2016 en Río de Janeiro, y acusó al gobierno de no apoyar el proyecto.

En una entrevista con The Associated Press, Francesco Ricci Bitti dijo que los demorados preparativos de Río parecen el preludio de una crisis y ponen en peligro algunas sedes deportivas.

"Se está tornando muy serio", comentó el funcionario italiano. "Tenemos un comité organizador con buena gente pero sin la influencia como para lidiar con el problema... Estamos asustados. Este no es un país como China en el que se le puede pedir a la gente que trabaje de noche. En Brasil esto no sucede. El gobierno tiene que cambiar la velocidad".

Ricci Bitti dirige la Asociación de Federaciones Internacionales de las Olimpiadas de Verano, que representa los 28 deportes en los Juegos de Río. También dirige la Federación Internacional de Tenis y se desempeña en la comisión de coordinación del Comité Olímpico Internacional para Río, que hizo su más reciente visita a Brasil hace dos semanas.

"Podemos ser flexibles en la infraestructura pero por cierto no en las sedes deportivas, y estamos en riesgo con las sedes deportivas", enfatizó. "Aun para las que no consideramos en riesgo, no vemos un sentido de urgencia".

Agregó que las agendas son tan estrictas que quizás haga falta considerar planes alternativos para algunos deportes. "Tenemos que sentarnos y empezar a estudiar algunos Planes B", sentenció Ricci Bitti.

Los problemas de Río dominaron las discusiones en la asamblea general de las federaciones deportivas, que sesionó durante la convención SportAccord en este balneario del sur de Turquía. Río también encabeza el temario en las reuniones de la junta ejecutiva del COI, que se reúne aquí el miércoles y jueves.

"Tenemos que actuar ahora porque si esperamos otros seis meses, como podría ser considerando la inactividad del gobierno, creo que se tornará muy serio", dijo Ricci Bitti. "El comité organizador está haciendo todo lo posible, pero el gobierno no presta apoyo suficiente".

Brasil también enfrenta demoras para la Copa Mundial de este año. Con el país enfocado en el máximo torneo del fútbol, agregó, los preparativos olímpicos corren el riesgo de atrasarse todavía más.

"No podemos confiar siempre en que al final solucionaremos el problema", afirmó. "Esta vez tenemos el estilo y los hábitos de los sudamericanos. No están acostumbrados a manejar grandes acontecimientos como este. Las olimpiadas son un problema muy diferente a la Copa Mundial. La Copa Mundial en definitiva es un estadio, un hotel, en muchas ciudades. Río tiene muchos problemas".

El director del comité organizador de Río, Carlos Nuzman, y el director general Sidney Levy se reunían en Brasilia el martes con el secretario de la presidencia para discutir las olimpíadas.

El director deportivo ejecutivo, Agberto Guimaraes, informó a las federaciones en Turquía.

"Todavía pienso que podemos llevar esto adelante y tener unos grandes juegos", expresó a los delegados. "Por el momento no ofreceré mi renuncia. Todavía creo que podemos hacerlo. Por favor ayúdenme a superar esto con buenos resultados".

Christophe Dubi, subdirector ejecutivo del COI para los Juegos Olímpicos, dijo que el COI enviará fuerzas especiales a Río para vigilar la situación. Precisó que el primer grupo consistirá en expertos en construcción.

AP