11 de mayo de 2014 / 02:01 p.m.

 

El Jalisco pesó. El técnico de Leones Negros, Alfonso Sosa, no dudó en darle crédito a la gran afición universitaria para la consecución del ascenso a Primera División, ya que a lo largo de los 120 minutos y penales empujaron a su escuadra.

“En cinco finales del equipo, tres de liga y dos de copa, en ninguna habíamos cerrado de local, hoy fue la primera. El factor de la gente fue fundamental, porque no dejaron que se cayeran los muchachos, entramos en shock tras el gol, pero con el empuje de la gente salimos adelante. Realmente en los penales también fue determinante”, manifestó.

El estratega melenudo, quien experimentó un mar de sentimientos al momento de observar la anotación final de Humberto Hernández, aceptó que su escuadra brindó un buen partido.

“En el primer tiempo iniciamos muy ansiosos y nerviosos, en el segundo tiempo corregimos pero recibimos el gol; no generábamos, no llegábamos y afortunadamente en la pelota parada Marcelo (Alatorre) nos dio el empate y a partir de ahí el equipo reencontró su juego”.

Con el ascenso en las manos, Sosa espera definir su futuro y el de su escuadra en los próximos días, aunque reconoce que su objetivo es permanecer en el banquillo de Leones.

“Hay que hablar con la directiva, se había adelantado algo si el equipo ascendía o permanecía (en la liga de ascenso), ellos están conscientes de eso, debo sentarme a platicar con ellos y a partir de ahí plantear objetivos”.

RIGOBERTO JUÁREZ