30 de septiembre de 2014 / 04:00 a.m.

El Arrowhead Stadium es otra vez la sede deportiva sin techo donde más ruido se genera.

Después de lograr el récord la temporada pasada y de perderlo ante la sede de los Seahawks de Seattle, los fanáticos de los Chiefs de Kansas City alcanzaron 142,2 decibeles en la primera mitad del partido del lunes, frente a los Patriots de Nueva Inglaterra.

Verificadores del Libro de los Récords Mundiales Guinness asistieron al inmueble para medir los niveles de ruido. La marca anterior era de 137,6 decibeles.

La turbina de un avión que vuela a una altura de 30 metros (100 pies) emite un estruendo de 140 decibeles. Ello significa que el ruido en el estadio es suficiente para poner en riesgo la capacidad auditiva de los espectadores.

Entre los asistentes al encuentro figuraron varios integrantes de los Reales de Kansas City. Ese equipo de béisbol se enfrentará el martes a los Atléticos de Oakland en el juego de los comodines, al otro lado del estacionamiento del Arrowhead, en el Kauffman Stadium.

AP