18 de septiembre de 2014 / 03:57 p.m.

Tras el término del juego entre Real Madrid y Basilea de la Champions, una aficionada demostró ser una fanática incondicional del portero merengue Iker Casillas, al mostrar sus senos y enseñar su tatuaje con el nombre del arquero.