28 de agosto de 2014 / 08:02 p.m.

En el partido contra los Indios de Cleveland, el bateador de los “pati-pálidos” sacó una línea de foul por la tribuna de tercera base, la pelota llegó cerca de la zona del jardín y el aficionado intentó atraparla primero a mano limpia, pero no pudo.

Sin embargo, no se dio por vencido y cuando el “souvenir” ya estaba por quedarse en el terreno de juego, utilizó su bebida para atraparlo y al final hasta se bebió lo que había quedado de su cerveza, ante los aplausos de las personas alrededor.

Aquí el video:

Your browser does not support iframes.Your browser does not support iframes.