23 de octubre de 2014 / 02:40 p.m.

Como en todas las ligas del mundo, la mayoría de los partidos en pretemporada suelen ser una pérdida de tiempo y muchas ocasiones encontramos en entretenimiento en la tribuna.

En el partido entre Clippers y Suns, una batalla entre aficionados borrachos explotó en las gradas. Por más que los amigos de un involucrado intentaron detenerlo, no pudieron evitar que este peleara y se llevara una paliza.

NOTA: Su novia tira mejores golpes que él, al intentar defenderlo.