8 de enero de 2015 / 06:33 p.m.

Durante un encuentro en Turquía del equipo Banvit Bandirma, Earl Rowland golpeó de atrás a un aficionado que atacó a uno de los jugadores.

Afortunadamente la situación fue controlada. Rowland fue expulsado del partido, su compañero Sammy Mejia también fue descalificado del partido a pesar de ser atacado.

Es un claro ejemplo de lo que puede suceder cuando aficionados se meten indebidamente a un partido. 

JOSÉ MANUEL VILLALVA