8 de octubre de 2014 / 04:31 p.m.

Dos aficionados se burlaron del defensa, Gerdard Piqué, lo que dio como consecuencia que los sacaran de las instalaciones. 

El español no hizo caso de los insultos y siguió entrenado sin problemas.

REDACCIÓN