12 de junio de 2014 / 10:24 p.m.

El fichaje de Cesc por el Chelsea despertó la ira de algunos aficionados del Arsenal, que han quemado camisetas de los Gunners con el nombre del español.

El jugador, en 2011, declaraba su amor eterno a este equipo cuando se confirmó su fichaje por el Barcelona: "Una vez que alguien es gunner, siempre es gunner".

Cesc, en su carta de despedida a la afición del Barcelona, declaró: "Todos sabéis que el Arsenal fue el primero en tener la opción de ficharme. Decidieron no hacerlo, así que el destino no ha cruzado nuestros caminos de nuevo. Les deseo todo lo mejor en el futuro".