REDACCIÓN
16 de septiembre de 2014 / 01:47 p.m.

El Real Madrid sigue teniendo problemas. Y no sólo en la cancha como lo fue el sábado en la derrota ante Atlético de Madrid, sino también en los entrenamientos.

Algunos seguidores merengues querían fotos y autógrafos de los futbolistas, sin embargo no todos quisieron detener su coche para atenderlos.

Algunos como Keylor Navas sí lo hicieron, pero otros como Varane, Toni Kroos y Gareth Bale se negaron. ´

Los hinchas se molestaron y unos empezaron a patear coches, como fue al galés.