7 de julio de 2014 / 01:01 a.m.

Durante el amistoso entre Monterrey y el equipo de San Antonio, Texas, los aficionados de la pandilla no quisieron desaprovechar la oportunidad de gritarle al portero el famoso grito mexicano.