25 de febrero de 2014 / 02:29 a.m.

El entrenador del Espanyol, el mexicano Javier Aguirre, ha afirmado después de la derrota ante el Villarreal en Cornellà-El Prat que "es mucho castigo, merecíamos algo más por el esfuerzo de los jugadores, su voluntad y el trabajo táctico que hemos realizado".

"Tuvimos en las manos, pero es fútbol, parte del juego", ha añadido en referencia al penalti fallado por Sergio García en el minuto 90. "Nos ha dado tanto en esta Liga que sólo puede felicitar a él y al grupo. No puedo reprocharles nada. Tenemos que asumir que cada semana es un reto, hay que jugar lo mejor posible", ha dicho.

Además, Aguirre ha defendido la habilidad del capitán desde los once metros. "Los tira de forma espléndida. La temporada pasada el lanzador era Joan (Verdú, ahora en el Betis) y este año es Sergio. No tuve la menor duda", ha añadido el preparador mexicano con un discurso sereno en la rueda de prensa.

Al margen de esta acción decisiva, 'El Vasco' ha afirmado que el Villarreal "con dos contras muy bien ejecutadas termina en nuestra portería, nos pillan mal posicionados, aunque nos metimos en el encuentro con el gol de Córdoba". Con la entrada del colombiano "ganamos profundidad y perdimos centro del campo".

Finalmente, Aguirre ha valorado su expulsión: "El árbitro dice que es por protestar y ya está. Ellos tienen el control y el mando del juego. Lo hemos hablado en el pasillo y no hay ningún problema. Llevaba como ocho años sin expulsiones, pero estoy seguro de que no tienen nada en mi contra. Tengo una excelente relación con todos".

El entrenador del Espanyol, además, ha aseverado que si en un partido "me pongo un micrófono hacemos un buen programa de televisión". "La gente del fútbol llevamos muchos años en esto y no nos asustamos", ha comentado.

AGENCIAS