2 de enero de 2013 / 08:31 p.m.

La magia de la navidad y las festividades del año nuevo han quedado atrás, toca ahora apretarse el cinturon y programar los gastos, que en muchas ocasiones suelen complicarse con sus propias acciones, independientemente de los “"típicos"” aumentos recetados por las autoridades entrado el primer mes del año.

Pero “"al mal tiempo buena cara"”, telediario.mx le comparte ocho sencillas recomendaciones que puede seguir para reducir sus gastos y enfrentar la dichosa “"Cuesta de Enero"”, con acciones que dependen directamente de usted.

 

 

1- Realiza un presupuesto de egresos y distribuye tus gastos: Estas acciones le ayudarán a evitar que tenga fuga financieras y a la larga una escasez de recursos. Si es posible adquiera una agenda y ponga su planificación (mensual, semanal o diaria) por escrito en alguna parte visible de su hogar, como la puerta del refrigerador, o el espejo de su alcoba.

 

2- Deshacerse de lo que no utiliza: Tras recibir el aguinaldo muchas personas suelen destinar una buena parte de él para renovar algunos  bienes necesarios, y otros no tanto, sin embargo no se deshacen de las cosas que ya no utilizan, hecho que es muy importante. Puede organizar un bazar en casa para ofertar en precios justos aquello que no utiliza, esto traerá beneficios como: mayor orden en su hogar y por su puesto ingresos extras.

3-  Evite adquirir nuevas deudas: En enero muchos negocios suelen ofertar sus productos en precios “"especiales"”, antes de adquirir alguna cosa en esa “"fiebre de ofertas", estudie sus gastos fijos,  vea si encajan en el presupuesto personal o familiar (dependiendo el caso) y proyéctelo a futuro, recuerde que gastos bien pensados, serán deudas sencillas de liquidar.

 

 

4- Cuide sus recursos en casa: Los primeros meses del año el invierno suele tomar fuerza y aquejar con temperaturas  frías el desarrollo de la dinámica social, disparando los gastos por el uso de recursos como: gas, agua y luz. Mida el uso de cada uno de estos en su hogar y evite que su bolsillo se vea afectado por los “"bajones"” en la temperatura. Programe el uso de la calefacción, tome duchas cortas,  remueva las luces decorativas por las festividades navideñas de su casa, y encienda la estufa solo para cocinar, esto le ayudará a moderar el gasto y de paso cuidará al planeta.

 

5- Promueva la convivencia y el ahorro: Otros gastos que son casi imposibles de reducir, son los relacionados al uso del automóvil. Sin embargo hay opciones que puede considerar para limitar más los egresos destinados a este rubro, por ejemplo: reducir el empleo del coche para desplazarse lo más posible, utilizar el transporte público más a menudo, o ponerse de acuerdo con un amigo o conocido para turnarse el traslado al trabajo, de esta manera saneará su presupuesto y fortalecerá sus relaciones interpersonales.

 

6- Programe sus salidas: Abordando más a fondo el rubro de convivencia con amigos o familiares, le sugerimos evite salir a lugares que le generen algún gasto no presupuestado en su día, recuerde que lo importante no es el lugar si no la compañía, por lo que “"su hogar"” puede ser el lugar perfecto para sostener una reunión con las personas más cercanas, no lo olvide, la comida casera es la mejor.

7- Plantéese propósitos de año nuevo económicos y realistas: Es muy positivo querer mejorar nuestro modo de vida a través de metas, sin embargo debemos considerar la inversión de tiempo y dinero que estas pueden implicar. Por ejemplo, "practicar deporte a diario" es uno de los objetivos que más se propone la gente en esta época; muchas veces llevados por la emoción, o atormentados por los resultados del “"maratón Guadalupe-Reyes"”, compran ropa deportiva y se inscriben en los mejores gimnasios (cuyas cuotas regulares son algo altas) de los cuales en ocasiones suelen desertar luego del primer trimestre del año, ya sea por sus ocupaciones o por simple pereza, echándose a cuestas un pago fijo de mensualidad difícil de cubrir. Empiece por el principio, correr por las mañanas, realizar rutinas sencillas de ejercicio en casa apoyados en videos de internet, pueden ser algunas opciones útiles para llevar acabo metas sin mermar su dinero.

 

8- Invierta en propósitos productivos: Si aún no se ha fijado para este año, le sugerimos que destine parte de estos y su presupuesto en algo que a mediano plazo pueda brindarle algún beneficio. Cursos como “"Repostería"”, “"Elaboración de dulces"”,  “"Corte y confección"”, “"Tejido"”, están muchas veces disponibles para usted en centros comunitarios o en asociaciones civiles a una módica cantidad, estos pueden a la larga generar una especie de “"segundo empleo"”. Recuerde todo ingreso legítimo extra es bienvenido.

 

 Si bien es cierto muchas cosas están fuera de control hay otras que si podemos moderar, de nosotros depende salir “"lo mejor librados posible"” de tan complicada época. Sea sabio, invierta bien y agarre condición para enfrentar mejor “"La  Cuesta de Enero"”.

Alan Elí Pérez.