15 de marzo de 2013 / 03:34 p.m.

La ESA se encargará de dispositivos y módulos; Roscosmos de la nave de descenso y lanzaderas.

 

París.- La Agencia Espacial Europea (ESA) firmó un acuerdo de colaboración con su homóloga rusa Roscosmos, para el programa de exploración de Marte ExoMars, que prevé el envío de dos misiones al planeta rojo en 2016 y 2018.

Los dos socios se repartirán las responsabilidades en cada una de esas dos misiones, cuyo objetivo es determinar si hubo vida en Marte, indicó la ESA en un comunicado.

La ESA se encargará del dispositivo de detección de trazas de gases (TGO), del módulo de demostración para aterrizaje (EDM) en 2016, así como del módulo de transporte y del robot móvil en 2018.

Roscosmos se encargará del módulo de descenso y de la plataforma de superficie en 2018, así como de las lanzaderas en ambas misiones.

Los dos socios aportarán los instrumentos científicos y cooperarán “"estrechamente"” en la explotación de los resultados que se obtengan.

En 2016, el TGO buscará evidencia de la presencia de metano o de otros gases atmosféricos que podrían ser una traza de una actividad biológica o de procesos geológicos.

El EDM, por su parte, permitirá el aterrizaje en Marte para probar tecnologías clave de cara a lo que se hará dos años más tarde.

El director general de la ESA, Jean-Jacques Dordain, puso el acento en que Exomars pondrá a trabajar juntos a científicos europeos y rusos y desarrollará nuevas tecnologías que “demostrarán la competitividad de la industria europea y serán importantes para preparar” futuras misiones de exploración para determinar si hubo alguna vez vida en Marte.

El jefe de Roscosmos, Vladimir Popovkin, señaló que este programa es el segundo en el que colaboran ambas instituciones, después del lanzamiento de los cohetes rusos Soyuz de la base europea de Kurú, en la Guayana francesa.

EL RETORNO

Roscosmos decidirá en las próximas horas si aplaza el retorno de la nave tripulada Soyuz TMA-06M, programado para elviernes.

"“De momento, la fecha del aterrizaje no se ha modificado. Pero en la zona del aterrizaje (las estepas de Kazajistán) las condiciones del tiempo son malas: hay nubosidad baja"”, dijo a la agencia Interfax el portavoz de Roscosmos, Alexéi Kuznetsov.

Agregó que se tomará la decisión sobre el aterrizaje de la nave espacial en función de los pronósticos meteorológicos.

La Soyuz TMA-06M, actualmente acoplada a la Estación Espacial Internacional (EEI), traerá de vuelta a la Tierra a los cosmonautas rusos Yevgueni Tarelkin y Oleg Novitski, y al estadunidense Kevin Ford.

Los tres viajeros espaciales arribaron a la EEI hace casi cinco meses, el 25 octubre del año pasado.

Nueva empresa

Una nueva empresa aeroespacial suiza, bautizada como Swiss Space Systems-S3, busca "“democratizar"” el acceso al espacio proponiendo lanzamientos de satélites por 8.1 millones de euros, cuatro veces menos que los del mercado.

Los primeros lanzamientos de prueba se realizarán en 2017, según la compañía suiza que dispone de 225 millones de francos suizos.

Para el fundador y dirigente de Swiss Space Systems-S3, Pascal Jaussi, este “"ambicioso"” calendario será posible gracias a las alianzas tecnológicas acordadas con varios “importantes actores de la industria aeroespacial como la Agencia Espacial Europea, Dassault Aviation, el Instituto Von Karman y Sonaca”, indicó en un comunicado.

La compañía aspira a desarrollar y construir transbordadoressuborbitales para lanzar al espacio satélites cuyo peso no exceda los 250 kilogramos.

EFE