19 de marzo de 2014 / 04:38 p.m.

Desde hoy ya no se habla de otra cosa en España que no sea del clásico Real Madrid- Barcelona, que se jugará el próximo domingo por la noche. Las entradas están agotadas, así que la única posibilidad para entrar al Santiago Bernabéu será adquirir boletos en la reventa.

El coste de los tickets en la reventa para el Madrid-Barça está entre los 300 y los 900 euros, es decir, entre 5.500 y 16.500 pesos mexicanos. Un dineral para entradas cuyo coste en precio normal es ya de por sí caro: entre los 70 y 340 euros, sobre todo si se toma en cuenta que España vive una crisis económica brutal.

De hecho, la baja de asistencia de aficionados en los estadios se empezó a notar desde la temporada pasada. En la actual, por ejemplo, en varios partidos del Real Madrid y el Barcelona sus respectivos estadios no se han llenado, algo inimaginable en otras campañas.

Para el clásico del domingo, el ambiente en ambos equipos es totalmente diferente, mientras que en el Barça se sigue cuestionando la capacidad del Tata Martino, en el Madrid están hechos una piña, hay una unión poco habitual, y hay una gas extraordinarias de vencer al gran rival.

Independientemente del odio deportivo entre ambos clubes, el duelo del fin de semana será clave ya que el Barcelona se juega la posibilidad de seguir en la disputa por la Liga. En caso de perder el Real Madrid le sacaría 7 puntos de ventaja, por lo que la Liga sería entre los merengues y el Atlético de Madrid, siempre y cuando los colchoneros mantengan el nivel demostrado hasta ahora.

Mientras tanto, ambos siguen entrenando a puerta cerrada y solamente conceden entrevistas a sus patrocinadores.

JOSÉ ANTONIO LÓPEZ