15 de enero de 2014 / 10:36 p.m.

Ya en la tranquilidad de su hogar pero con la tristeza de haber vivido en carne propia la agresión en San Luis, David Alberto, miembro de la barra Libres y Lokos confirma que lo vivido en el Alfonso Lastras fue un "cuatro" que les pusieron.Desde qué llegaron al estadio se dieron cuenta que no había seguridad y cuando los ubicaron en la tribuna detectaron estaban rodeados por dos grupos de animación del San Luis por lo que tuvieron el mal presentimiento."No había nada de seguridad eran cuatro chavos que los empezaron a checar y yo observe al comienzo del partido solo nos pusieron a dos guardias también jóvenes en la orilla de butacas, estábamos entre dos grupos de ellos y tuve un mal presentimiento."Le dije a los chavos que fuimos estuviéramos alertas y el pendiente porque a mi eso no me gustaba. Al medio tiempo empezaron a agredirnos y como no había seguridad respondimos la agresión. No había nada de seguridad. Los dos grupitos de la barra contraria empiezan a subir para venir a provocarnos, se dejaron venir todos en bola a cantar que éramos pagados y empezaron a aventar cosas inclusive petardos y no quedó más que responder a las agresiones", relató en entrevista exclusiva con Wily González en RG La Deportiva.David Alberto aseguró que no eran más de 40 integrantes de Libres y Lokos y cree que las agresiones súbitas recibidas el martes fue como venganza a la invasión del año pasado que hicieron los incomparables al estadio de San Luis."La verdad si se quisieron sacar la espina (por la invasión) pero en lo personal no pudieron no contaban con que nosotros nos ibamos a defender, ellos pensaron al vernos pocos que aquí tenían la oportunidad."La verdad no se si sea frustración de ellos al querernos igualar, al querer las cosas como nosotros las hacemos pero la verdad yo apoyo a mi equipo, estoy ahí constantemente juego tras juego y en una situación de estas tengo que responder por mi gente", dijo.SALVARON A VARIAS FAMILIASEl barrista recordó que hubo un momento en que los de San Luis golpeaban a cualquier persona con playera de Tigres y ante esto él mismo y sus compañeros salvaron a algunas personas de ser más agredidas."Había tambos empezaron a aventar tambos y nosotros respondimos, luego aventaron petardos y aún así no nos movimos nos quedamos ahí porque no queríamos que golpearan a la gente familiar porque si había cantidad de familias niños y familias y a mi me tocó ver que estaban goleando a un señor y voy y le quito al señor al chavo y el señor se va a la cancha."Ya después empezamos a tirar golpes y defendernos porque todos nos tiraban por todos lados. Estaban agarrando contra todos los chavos que trajeran camiseta de Tigres", recordó.LA FRASE"Desde el principio no hubo seguridad, nos pusieron entre dos grupos de San Luis, la verdad si fue un cuatro". David Alberto, integrante de Libres Y Lokos.

DIEGO ARMANDO MEDINA