27 de enero de 2014 / 09:37 p.m.

El entrenador del Espanyol, Javier Aguirre, dijo hoy que en el partido de vuelta de cuartos de final de la Copa del Rey ante el Real Madrid, mañana en el Santiago Bernabéu, su equipo tiene "pocas opciones", pero señaló que no tiene "nada que perder".

"Quizá ahí radica nuestra fortaleza", añadió el técnico mexicano, y destacó que su plantilla no tira la toalla pese al 0-1 del encuentro de ida.

"No hay peor lucha que la que no se hace y nosotros lucharemos. No va a ser fácil, pero veo bien a mis jugadores. Están serios, fuertes y aguantan el ritmo. Tienen ganas de que llegue el encuentro", comentó.

El técnico reconoció que el Espanyol "no es favorito y ahora menos con el marcador en contra", aunque no descarta nada: "En un partido de 90 minutos pueden pasar muchas cosas. Goles en el inicio, penaltis, expulsiones, que la lluvia dificulte la circulación del balón. He visto cosas inverosímiles en este negocio".

Pese a las urgencias del cuadro catalán, Aguirre será prudente. "Los valientes están en el cementerio, hay que ser inteligentes y jugar con nuestras opciones, llevar el partido a un terreno que nos interese. No hay enemigo invencible si te lo crees y tienes confianza, y el equipo la tiene", apostilló.

Aguirre señaló que si al Madrid le das espacios "te mata". "Es muy complicado y difícil y debemos entender que son 90 minutos. Somos once contra once, no hay pretextos que valgan. Los millones y los salarios, todo eso se aparca. Mientras haya un uno por ciento de posibilidades lo intentaremos", subrayó.

Es por eso que el mexicano no escondió que durante el entrenamiento de esta tarde en la Ciudad Deportiva han "ensayado los penaltis". "Tengo buenas sensaciones con mi equipo. Venimos de buen humor de Valencia y estamos bien en la Liga y en la Copa", resaltó.

La receta para sorprender al Madrid es "estar organizados, juntos, no dejarles pensar ni jugar", manifestó Aguirre.

El entrenador mexicano, sin embargo, apuntó que asume "que esto en teoría es fácil, bonito y suena bien, pero en la práctica cuesta mucho. Si entras en un intercambio de golpes puedes salir lastimado o hacer la heroica".