24 de febrero de 2013 / 02:24 p.m.

México  • Es deseo de la cantante Omara Portuondo (La Habana, 1930), que la gente reciba, con su música, “la alegría de la vida. No pido más que eso —si se trata de pedir, porque eso no es algo que se tenga que pedir: la gente lo da—. Por eso le agradezco tanto al público que va a nuestros conciertos sus aplausos y su disfrute. Eso ni se da ni se quita: brota de manera espontánea, como una flor, como una palma, algo que da la naturaleza”.

Omara compartirá con Regina Orozco su canto y su alegría por la vida el próximo viernes 8 de marzo a las 18:00 horas en el Faro de Oriente. Celebrarán el Día Internacional de la Mujer con un repertorio de canciones de los mexicanos Agustín Lara y Álvaro Carrillo. Un día antes estarán en el zócalo de Cuernavaca y el 14 de marzo en Chilpancingo.

“¿Qué tú quieres saber?, ¿qué vamos a tener en el concierto?”, pregunta Portuondo a Roberto Eslava, locutor de Código DF que conduce la entrevista telefónica con Omara y Regina, quienes se encuentran en Cuba. Cuando le informan que deben hacer una prueba para verificar el nivel de audio, con su proverbial buen humor, repite: “Omara, Omara, Omara, Habana, Cuba”, para luego apurar: “Empieza pronto porque el tiempo es un poco cortico  y nosotros estamos grabando. Vamos aprovechar la oportunidad que es el Día de la Mujer para celebrar y dedicar este concierto a nosotras mismas”, indica para iniciar la breve charla.

Al preguntarle qué significa para ella trabajar con Regina Orozco —con quien grabó hace algunos años algunas canciones—, responde que era “una oportunidad que no podía dejar pasar por alto. Aunque ella es mucho más alta que yo, y yo un poco más pequeña, me invitó a este concierto y estoy muy feliz de que así sea. Vamos a dedicar el concierto a dos compositores, Agustín Lara y Álvaro Carrillo, y más adelante, si podemos repetirlo, pues vamos a incluir otros más. Ustedes tienen mucha música linda que nos encanta a los cubanos, igual que a ustedes les gustan las canciones de José Antonio Méndez, César Portillo de la Luz y muchísimo más que ustedes conocen”.

La presentación con Orozco “va ser un precioso concierto de amor, porque de amor se vive”, afirma la cantante con una larga carrera iniciada a principios de los cincuenta con la Orquesta Anacaona (integrada exclusivamente por mujeres) y luego el famoso Cuarteto Las D’Aída, en el que también estaban las cantantes Elena Burke, Moraima Secada, la hermana de Omara, Haydée, y la pianista Aída Diestro. Toda una carrera por diversos países del mundo se dio antes y después de su participación en el Buena Vista Social Club.

Todas las canciones de Lara y Carrillo que presentarán en el Faro le encantan, refiere Portuondo, mas no habla sobre el repertorio, aunque sí refiere que conoció “personalmente a Lara con María Félix cuando yo era una niña (todavía soy niña). Era un hombre entero, una cosa bellísima. No es algo tangible, no es tocable, pero se siente. Él estuvo en Cuba en un programa de televisión y en muchos lugares con compositores maravillosos. Sus canciones, tú sabes, son para todo el tiempo. Lo mismo pasa con Álvaro Carrillo y muchísimos otros compositores”.

Un pacto con la vida le permite cantar a Omara Portuondo a sus 82 años con una voz plena y un sentimiento mayúsculo. Quien piense que es resultado de la suerte o de la biología, debe escuchar lo que la cantante dice sobre la forma de alcanzar una meta: “En la vida hay que tener empeño, ansia de algo y amar una profesión; amar lo que se hace, con eso se pueden lograr cosas. Pero también hay cosas que uno no prevé y se logran”.

MAESTRA EN EL ARTE DE INTERPRETAR

Regina Orozco, quien ensaya en Cuba con Omara Portuondo, considera que ésta es una gran maestra en el arte de interpretar. “Muchas canciones del concierto son conocidas, pero yo te puedo decir que hoy escuché ‘Solamente una vez’, y solamente una vez la escuché como Omara la hizo. Esa canción es bonita, pero nunca la había oído hermosa, como ella la hace. Cada interpretación suya es muy especial, me conmueve. Hay pocas intérpretes como ella”.

Que este espectáculo se realice en el Faro de Oriente es para Orozco “una gran idea. Por lo general los conciertos de esta magnitud se presentan en el Zócalo o en el Monumento a la Revolución, y ahora llevarlo al Faro de Oriente, a esa zona donde casi no llegan este tipo de espectáculos, es muy reconfortante”.

Regina ha presentado espectáculos en los Faros, donde, dice, “la gente te recibe con el corazón abierto. Es muy importante que el espectáculo sea el día de nosotras las mujeronas. Omara me preguntó si quería rematar el concierto cantando con mariachi y va a ser la primera vez que lo hace. Entonces vamos a terminar con tres canciones con mariachi”.

XAVIER QUIRARTE