24 de junio de 2014 / 01:10 a.m.

El partido fue celebrado en el estadio Arena Pernambuco de la ciudad de Recife. México ahora enfrentará a Holanda en la ciudad de Fortaleza el 29 de este mes, buscando avanzar al tan anhelado quinto partido.

PRIMER TIEMPOEl equipo mexicano saltó al campo con el mismo esquema de todo el Mundial, 5-3-2. Los mismos once titulares los tres partidos.

Miguel Herrera se murió con la suya en este Mundial. No intentó ningún cambio táctico, el mismo estilo, aunque en el primer tiempo ahora sí le costó una barbaridad, y es que los croatas si algo tienen bueno es su medio campo. Ahora nos quitaron el balón y nos dejaron sin armas.

Croacia tuvo casi el 60 por ciento del balón en sus pies. Modric y Rakitic partían todos los ataques del equipo croata. Del centro comenzaban la generación de jugadas de gol. De ahí buscaban a Pranjic por izquierda, que mostraba una velocidad notable, número tres en la espalda y Perisic que jugaba abierto por derecha.

Layún y Aguilar sufrieron con estos dos. Y es que nuestros carrileros dejaron de ser atacantes y nunca jugaron en la línea final. Tampoco ayudaban a agrandar la cancha y darle profundidad al ataque mexicano.

Layún estuvo ansioso como todo el Mundial, y Aguilar no puso una pelota buena en ataque. En punta, Croacia dejaba a Olic de media punta haciendo batallar a "Gallito", Herrera y Guardado. En punta, Mandzukic; jamás lo había visto en vivo... qué buen jugador es. Está en todo. Dolor de cabeza permanente de Rafa Márquez.

Los croatas agrupaban cinco volantes en el medio contra los cinco nuestros que defendían. México tuvo la más clara de gol del primer tiempo con un tiro de Herrera que fue a la orquilla y un disparo mal ejecutado por Oribe Peralta.

El partido en su final terminó siendo muy físico porque los croatas empezaron a pegar muy duro. El primer tiempo terminó empatados sin goles.

SEGUNDO TIEMPO

Croacia cambió de formato. Kovac, técnico croata, utilizó un 4-3-3. De tener 5 volantes en el primer tiempo se quedó con tres. A México le permitió un mayor número de hombres en el medio campo. Ya con la superioridad, México abrió la cancha. Aguilar se convirtió en un extremo y buscaba la línea final, igual que Layún.

Héctor Herrera fue, junto a Guardado, los dos mejores mexicanos en la cancha. Ambos manejaron los hilos del medio campo para darle profundidad y proyección al equipo mexicano. Croacia se había partido en su totalidad. Permitió que México jugara a lo que mejor sabe: manejar la pelota por los costados, hasta que cayó el gol en tiro de esquina. Rafa Márquez se levantó de cabeza para marcar el uno por cero.

El cambio de actitud del equipo mexicano, aunado a la descomposición del medio campo croata, llevó a los nuestros al primer gol. De ahí Croacia entró en un estado de shock. "Chicharito" abrió a la derecha para Oribe, quien metió un centro endiablado que Guardado prendió de zurda arriba de Pletikosa para el 2-0 Niko Kovac, entrenador croata, debe estar arrepentido de poner tan sólo tres volantes en el medio campo. Miguel Herrera le ganó la partida a su colega y de paso lo vapuleó.

El tercer gol mexicano fue de "Chicharito", gol clásico del delantero, empujando la pelota en el área chica de cabeza a un metro de la línea de meta. Guillermo Ochoa recibió su primer gol de esta Copa del Mundo hasta el minutos 87 de acción.

Ahora México enfrentará en Fortaleza, en Octavos, a uno de los grandes favoritos de este Mundial: Holanda.

GUILLERMO OCHOA