REDACCIÓN
13 de noviembre de 2014 / 08:08 p.m.

Ha pasado ya casi un torneo del futbol mexicano y el futuro del atacante Alan Pulido cada día es más incierto.

El canterazo de Tigres tomó la arriesgada decisión de pelear por su libertad ante la Federación Mexicana de Futbol, después de la primera cita y varios meses de esta disputa el jugador y sus allegados comienza a desesperarse.

Ha trascendido por trabajadores de Tigres y de la FMF que Pulido por conducto de sus representantes han solicitado a las autoridades una nueva reunión extraordinaria para conciliar.

La intención del jugador es arreglar este problema cuanto antes ya que la inactividad y falta de sueldo comienza a apretarlo. Como una medida conciliatoria la Femexfut ha propuesto al club Tigres realizar la reunión la próxima semana. Cabe aclarar que los felinos tienen el derecho de no presentarse a dicha reunión.

Actualmente la directiva de Tigres se encuentra en una situación cómoda ante el caso y estará evaluando en los próximos días si vale la pena reunirse con el jugador de nueva cuenta ante los federativos.