13 de mayo de 2014 / 12:23 p.m.

Después de meses de negociaciones, versiones de posibles salidas y hasta demandas entre promotores, la novela de Alan Pulido ha llegado a un final feliz y el delantero seguirá siendo Tigre al menos un semestre más.

Una fuente cercana al caso informó que el atacante y los directivos felinos tuvieron una reunión extraordinaria la tarde – noche del viernes pasado en donde el jugador y los altos mandos auriazules llegaron a un acuerdo para que la renegociación de contrato culminara en buenos términos.

El atacante nacido en Ciudad Victoria y los dirigentes se habrían puesto de acuerdo en montos y plazos y solamente un club que llegue a pagar la clausula de rescisión de Pulido, que oscila en los 12 millones de dólares, podría llevarse al atacante después del mundial.

La urgencia de ponerse de acuerdo Pulido y Tigres era porque este lunes Alan viajó para concentrase de lleno con el tricolor rumbo a Brasil 2014 y solo tenían el viernes para terminar el tema y que el canterazo se fuera con la mente liberada y cien por ciento en la justa mundialista.

"Se pusieron de acuerdo el viernes por la tarde los directivos y Alan Pulido, platicaron y llegaron a un acuerdo. Alan ya se fue muy contento, él quería irse cien por ciento conectado en el mundial y así es como se va", mencionó la fuente.

Ya no quiere a su representante

Alan Pulido redactó y mandó una carta a la federación mexicana de futbol informando y dando su versión sobre el caso de su representante Mauricio García de quien ya no desea sus servicios.

En esa carta, Pulido explica la situación real del porque viajó a Italia con Felipe Ayala y el problema que tuvo con su actual representante, sin embargo la fuente no dio mas detalles del escrito.

Sin embargo todo indica que aunque Pulido ya quiere cambiar de representante, tendrá que esperar hasta finales de este año para poder tener otro pues su contrato, según el delantero, es hasta noviembre del 2014.

DIEGO MEDINA