12 de junio de 2014 / 07:39 p.m.

Los focos de alarma se prendieron en el entrenamiento de Portugal, cuando su máxima figura Cristiano Ronaldo terminó la práctica con una bolsa de hielo en su rodilla izquierda.

En el primer trabajo lusitano en tierras mundialistas, a puerta abierta en Campinhas, CR7 puso a temblar a los más de 10 mil espectadores que se dieron cita, pues después de haber hecho fantasías con el balón en el trabajo, le pusieron hielo en la parte afectada.

Portugal tendrá su debut en la Copa del Mundo este 16 de junio en la Arena Amazonia de Salvador cuando se mida a Alemania en punto de las 11:00 horas, tiempo de México.

ROBERTO FLORES