9 de febrero de 2014 / 10:06 p.m.

El alemán Felix Loch cumplió con los pronósticos y revalidó el oro conquistado hace cuatro años en Vancouver, tras imponerse hoy en la prueba de luge de los Juegos Olímpicos de Sochi 2014.Un triunfo que todo el mundo daba por descontado, incluso los máximos rivales del alemán, como el veterano italiano Armin Zoeggeler, que finalmente se colgó el bronce.

"Actualmente Felix es imbatible. El resto de nosotros debe conformarse con pelear por las medallas de plata y de bronce", reconoció Zoeggeler antes del inicio de los Juegos.

Con un palmarés impresionante, a sus 24 años Loch acumula ya dos oros olímpicos, cuatro títulos mundiales y tres copas del mundo. El alemán compite desde hace tiempo con la historia.

Una leyenda de la que Loch, de profesión policía, forma parte desde el año 2008 cuando con tan sólo 18 años se convirtió en el campeón del mundo más joven de todos los tiempos.

Proeza a la el germano sumó hoy en Sochi la conquista de su segundo oro consecutivo al imponerse en la prueba individual de luge con un tiempo total de 3:27.526 minutos en los cuatro recorridos a la pista del Sanki Center.

Casi medio segundo menos -476 milésimas- que el segundo clasificado, el veterano ruso de 42 años Albert Demchenko, que ocho años después de subir al segundo escalón del podio en los Juegos de Turín 2006, volvió hoy a colgarse la plata en Sochi.

Completó el podio otra leyenda del luge, el italiano Armin Zoeggeler, que a sus 40 años, logró convertirse en el primer piloto en lograr seis medallas en seis participaciones consecutivas en los Juegos Olímpicos de invierno.

Zoeggeler, que conquistó el bronce con un tiempo total de 3:28.797 minutos, a más de 1,2 segundos de Felix Loch, culminó en Sochi la aventura olímpica que inició en 1994 en Lillehammer (Noruega), donde el italiano al igual que hoy subió al tercer escalón del podio.

Cuatro años más tarde Zoeggeler fue plata en Nagano 1998, mientras que en Salt Lake City 2002 y Turín 2006 logró la medalla de oro, preseas que cambió por el bronce cuatro años más tarde en Vancouver 2010.

Seis medallas que permiten a Armin Zoeggeler superar al alemán Georg Hackl, que logró cinco medallas consecutivas -tres oros y dos platas- entre los Juegos de Calgary 1988 y los de Salt Lake City en 2002.

Marcas que aspira a superar el joven Felix Loch, que en sus dos participaciones olímpicas acumula ya dos oros, que le sitúan a tan sólo uno de los tres títulos consecutivos que su compatriota Georg Hackl encadenó entre 1992 y 1998.