RAFAEL RIVERA
27 de agosto de 2014 / 12:44 a.m.

 

La final de la Copa del Mundo femenil sub 20, entre Alemania y Nigeria, provocó una gran polémica, gracias a la decisión arbitral que impidió al representativo africano empatar el duelo.

Gracias a una distracción de las defensas teutonas, las atacantes nigerianas pudieron aprovechar para tirar a gol, el remate rebotó en la arquera europea, tras este rebote una de las delanteras de Nigeria cabeceó directo al arco, anotando el gol que concedía el empate a las africanas.

El tanto fue invalidado por el árbitro, al declarar en fuera de lugar  a una atacante de las “Aguilas Verdes”, quien estaba dentro del arco

Esta decisión permitió que las germanas se mantuvieran con ventaja de 1-0, la cual no perderían.

Gracias a este fuera de lugar, Alemania se coronó campeona mundial femenil Sub 20.

La jugada: