13 de julio de 2014 / 04:04 p.m.

El internacional español Carles Puyol, que portará hoy la copa mundial hasta terreno de juego de Maracaná, afirmó que Alemania merece el título mundial pero que, en lo personal, le va a sus excompañeros Lionel Messi y Javier Mascherano.

"Alemania es una gran selección y está haciendo un fútbol muy bonito. Llevan años luchando por los títulos y se lo merecen, pero el corazón tira más, y yo tengo dos amigos en la selección argentina. No voy con Alemania ni con Argentina, pero sí con Leo y Masche", enfatizó el exjugador de Barcelona en una entrevista brindada a la FIFA.

"Mascherano es un grandísimo jugador, y no me sorprende el torneo que está haciendo, y Messi es el mejor, pero quizás le falta el Mundial para ser considerado el más grande", añadió el actual ayudante de Andoni Zubizarreta en la dirección deportiva del conjunto catalán.

"En una final los detalles siempre son importantes y creo que va a ser muy bonita. Por una lado, Alemania lleva muchos años haciendo un muy buen fútbol y llegando lejos en todas las competiciones. Y por otro, al principio del Mundial todos destacábamos la espectacular delantera de Argentina, mientras que se decía que la defensa era la parte más débil, pero han demostrado ser un equipo muy sólido y en el que todos trabajan", analizó.

Con respecto a la ausencia de España en esta cita de Río de Janeiro, Puyol sostuvo: "La verdad es que cuando me propusieron presentar el trofeo era al principio del Mundial y aún no se había jugado ningún partido. Lo perfecto, claro, hubiera sido que mi selección hubiese llegado a la final, pero por desgracia no ha sido así".

"Hemos sido los campeones del mundo durante 4 años. Era muy difícil ganar otra vez. A partir del domingo tocará pensar en prepararse para poder luchar por el siguiente Mundial. Pero la historia está ahí. No dejas de ser campeón", completó.

Con respecto a los recuerdos que le vendrán en mente esta tarde en el estadio Maracaná, Puyol finalizó: "Al devolver el trofeo será inevitable acordarse de Sudáfrica. Hace 4 años vivimos un momento increíble. Todos los jugadores sueñan con ganar un Mundial y hay muy pocos que tienen la suerte de conseguirlo. Creo que fue un título merecido y quedan muchos recuerdos, todos ellos bonitos".

AGENCIAS