16 de febrero de 2015 / 07:44 p.m.

Monterrey.- Organismos ciudadanos y cámaras empresariales señalaron que tras analizar cifras de la Procuraduría del Estado, los índices delictivos en Nuevo León durante la presente administración, han registrado un aumento con respecto al periodo anterior en el estado.

En rueda de prensa, los representantes de las organizaciones indicaron que se hizo una comparativa de los primeros cinco años de la administración anterior, encabezada por José Natividad González Parás, y el mismo periodo de Rodrigo Medina al frente de la administración estatal.

Tras el análisis se vio un crecimiento del 45 por ciento en los delitos patrimoniales, mientras que los secuestros pasaron de 31 denuncias a 220 en el periodo de Medina.

"El delito de extorsión aumentó dos veces, llegando a 985 denuncias ante la Procuraduría", agregó José Garza Benavides, titular de Coparmex Nuevo León.

El líder empresarial, indicó que aún "quedan muchos pendientes" por resolver en materia de seguridad en este sexenio.

Asimismo dijo que la persona que llegue como nuevo Gobernador, además de disminuir la cantidad de delitos, deberá combatir la impunidad y consolidar a la Fuerza Civil y las policías municipales.

ALERTA EN JUÁREZ Y GARCÍA

Los organismos dijeron que es preocupante el repunte de incidencia delictiva en los municipios de Juárez y García, por lo que pidieron a las autoridades, implementar una estrategia de combate a la inseguridad en estas ciudades.

Sandrine Molinard, representante del Consejo Cívico, destacó que comparando el 2013 con el 2014, los delitos patrimoniales aumentaron un 65 por ciento en Juárez, mientras que en García el aumento fue del 59 por ciento.

En violencia familiar, Juárez repuntó un 42 por ciento en el número de casos y en García se presentó un 35 por ciento más.

"Finalmente otro de los delitos que preocupa es de violaciones, del que las cifras han crecido 59 por ciento en Juárez y 21 en García", dijo Molinard.

Señalaron que la situación de inseguridad en ambas localidades debe contrarrestarse cuanto antes, pues ha rebasado la capacidad que han mostrado para combatirlos.

EN ZONAS RURALES

Guillermo Dillon Montaña, de Caintra, dijo que el aumento en estos delitos evidencia un descuido en materia de seguridad para la zona rural.

"La situación delictiva de los estados vecinos como Tamaulipas es muy delicada, por ello es clave proteger cualquier situación que pudiera representar una amenaza para Nuevo León", indicó.

FOTO: Guadalupe Sánchez

CON INFORMACIÓN DE GUADALUPE SÁNCHEZ