28 de marzo de 2013 / 03:23 p.m.

El nuevo coronavirus que surgió hace seis meses en Oriente Medio, que ha dejado un saldo de 11 personas muertas, es potencialmente más letal que el SARS y puede infectar a muchos órganos diferentes, reveló una investigación.

A diferencia del SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), el nuevo coronavirus (nCoV) puede afectar a muchos órganos diferentes del cuerpo en una sola exposición y mata a las células de forma más rápida, indicó el estudio de la Universidad de Hong Kong (HKU).

Los científicos de la HKU aseguran que los animales que podrían transmitir a los humanos el virus, cuyo origen se cree que procede de los murciélagos, son los monos, los cerdos o incluso los conejos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado hasta la fecha 17 casos en humanos, 11 de ellos mortíferos, la mayoría en Oriente Medio.

El microbiologista de la HKU Yuen Kwok-yung aseguró hoy en una entrevista que ""el virus podría ser más virulento que el SARS"".

""El SARS infecta muy pocas células humanas. Pero este nuevo virus puede infectar muchos tipos de células humanas y destruirlas rápidamente"", dijo en una entrevista publicada hoy por la prensa de Hong Kong.

Los resultados, evaluados en líneas celulares humanas, sugieren que el virus podría causar una infección generalizada extendida en un plazo de tiempo muy corto.

Podría atacar las vías respiratorias inferiores, el hígado, los riñones y los intestinos, así como los macrófagos del tejido: grupos de células que se "comen" los desechos corporales, tales como las células muertas.

El informe, publicado por el Journal of Infectious Diseases señala que el nuevo virus "es marcadamente diferente" de los demás coronavirus humanos que suelen tener poca capacidad para moverse entre las diferentes células.

Esto puede explicar por qué los pacientes con el nuevo coronavirus pueden sufrir insuficiencia orgánica múltiple, resultando en una alta tasa de mortalidad de 56 por ciento - en contraste con el 11 por ciento para el SARS.

El nuevo coronavirus es genéticamente muy distintos del SARS, pero no ha habido ninguna evidencia hasta ahora de que el nuevo coronavirus se ha transmitido de persona a persona.

 NOTIMEX