5 de febrero de 2013 / 12:42 a.m.

Tiradores en combate o en breve tregua, gente atemorizada y personajes aguerridos aparecen en las imágenes capturadas en febrero de 1913.

Ciudad de México • Tiradores en combate o en breve tregua, gente atemorizada y personajes aguerridos aparecen en las imágenes capturadas en febrero de 1913 por osados fotógrafos, las cuales integrarán la muestra "La imagen cruenta. Centenario de la Decena Trágica".

La muestra, que se inaugurará el jueves en la Dirección de Estudios Históricos en la ciudad de México, presenta 22 fotografías procedentes de los fondos Casasola y Felipe Teixidor y de la Fototeca Nacional, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Esta exhibición se completará con un coloquio homónimo en el que se reunirán destacados historiadores de la imagen, para hablar sobre el tema.

Para el investigador del Sistema Nacional de Fototecas (Sinafo), Daniel Escorza, estas imágenes dan cuenta del primer hecho de sangre en la Ciudad de México durante el periodo revolucionario.

"Victoriano Huerta consumó la traición al presidente, cuyo colofón fue el asesinato de Francisco I. Madero junto con el vicepresidente José María Pino Suárez. La prensa dio cuenta puntual de la violencia en las calles, tanto en diarios como en semanarios de la ciudad de México, presentando imágenes de aquellos aciagos días como un tiempo de destrucción y zozobra para los habitantes de la capital", explicó respecto al contexto en que se capturaron las imágenes de la muestra.

Entre los 70 fotógrafos y aficionados de la imagen que salieron a las calles para capturar los momentos de ese conflicto, se encuentran Eduardo Melhado, Samuel Tinoco, Abraham Lupercio, Ezequiel Carrasco, Manuel Ramos, Miguel y Agustín Víctor Casasola, Antonio Garduño, Gerónimo Hernández, Heliodoro J. Gutiérrez, Sabino Osuna y el alemán Hugo Brehme.

Del corpus fotográfico de la Decena Trágica, cuyos negativos se encuentran en su mayoría en la Fototeca Nacional del INAH, Daniel Escorza realizó una minuciosa selección para su exhibición en "La imagen cruenta. Centenario de la Decena Trágica", que podrá ser recorrida hasta el próximo 15 de marzo.

Sin bien la muestra presenta imágenes, como la llegada de Madero a Palacio Nacional el 9 de febrero, la de un herido que recibe auxilio o el maltrecho Reloj Chino en Bucareli, otras son prácticamente inéditas y conllevan el dinamismo propio de la fotografía de guerra.

"Uno de los criterios fue presentar fotos que no han sido muy vistas, sin embargo hay otras imágenes que tomaron fotógrafos como Samuel Tinoco, Eduardo Melhado o Sabino Osuna, que no son tan conocidas y dan una aproximación a la llamada fotografía de autor", expresó Escorza.

Varias de estas imágenes resultan novedosas por la distribución de sus elementos, ejemplo de ello es una foto atribuida a Sabino Osuna en la que se observa el estallido de unas bombas en el cielo y los cables de luz que cruzan el horizonte.

Otra de las escenas que se podrán apreciar en esta muestra es la de Hugo Brehme, quien captó los destrozos en una habitación de la Casa Colorada o el despliegue de ametralladoras en la calle Ancha, hoy Luis Moya.

De manera complementaria a la exposición, el 7 de febrero en la DEH dará inicio el coloquio "La imagen cruenta. Centenario de la Decena Trágica" con la ponencia del especialista Carlos Martínez Assad, quien hablará acerca de las vidas paralelas de Bernardo Reyes y Francisco I. Madero.

Para continuar se realizarán la mesas redondas "Los personajes: presencia y ausencias" y "Los fotógrafos: la puesta en páginas de sus imágenes", en las que estudiosos de la imagen como Miguel Ángel Berumen, John Mraz, Alfonso Morales, Arturo Guevara y Samuel Villela intercambiarán ideas.

Finalmente, el viernes 8 de febrero, el coloquio continuará con las mesas "La cultura de la imagen alrededor de la Decena Trágica" y "Miradas heterodoxas" que contarán con la participación de los especialistas Rosa Casanova, Carlos Córdova, Antonio Saborit, Ángel Miquel, Claudio Vadillo y Álvaro Vázquez.

NOTIMEX