6 de noviembre de 2014 / 01:19 a.m.

El español Fernando Alonso se convirtió en el primer piloto de la parrilla de Fórmula Uno en comprobar los avances en el Autódromo Hermanos Rodríguez para recibir el Gran Premio de México el próximo año.

El conductor de Ferrari celebró esta nueva fecha y realizarla en un trazado histórico.

"Lo más importante es que ya hay un circuito y mantener el ADN que tenía, hacerle pequeñas variaciones para que pase las exigencias de FIA, pero entre más similar se quede, mejor. Con todas las tribunas que tendrá puede ser muy atractivo y estoy convencido que será un éxito".

El dos veces campeón del mundo también se refirió a los pilotos mexicanos Sergio Pérez y Esteban Gutiérrez y deseó que tengan autos competitivos la próxima temporada.

"Tengo una relación muy buena con ellos, de amistad, nos conocemos desde hace bastante tiempo, los dos han tenido mejores y peores momentos que el actual, y todos esperamos que en 2015 puedan estar cerca del podio".

El piloto asturiano sigue sin revelar su futuro, que podría estar lejos de Ferrari, ya que la escudería italiana tendrá al alemán Sebastián Vettel como conductor; sin embargo Alonso señaló que aunque ya tiene en mente lo que hará, todavía no es el momento de contarlo.

"Con Ferrari estoy pensando qué es lo mejor, por fortuna puedo elegir cada año dónde correr y veré cuál es la mejor opción, intentaré escoger lo mejor para mí y para el equipo".

El ibérico dio vueltas al circuito a bordo de automóviles Ferrari convertibles y calificó su temporada en F1 como "frustrante, una decepción".

Sobre el Gran Premio de Brasil del fin de semana afirmó que espera resultados similares a los de Austin el domingo.

JUAN PABLO SÁNCHEZ