2 de marzo de 2015 / 10:30 p.m.

Monterrey.- Para "amarrar" al Gobierno del Estado y poner fin a la deuda sin control que la oposición ha denunciado públicamente, Nuevo León se convirtió en el primer estado del país en aprobar los cambios a la Constitución Federal en materia de endeudamiento, para que forzosamente éste sea aprobado por el Congreso local.

Durante la sesión ordinaria ante el Pleno, el Poder Legislativo aprobó por unanimidad la minuta de decreto para modificar y agregar artículos a la Constitución Política federal en materia de disciplina financiera.,

El expediente leído por el diputado Fernando Elizondo Ortiz y respaldado por su homólogo Luis David Ortiz Salinas, abarca la reforma a los artículos 25, 73, 79, 108, 116 y 117 de la Constitución. Por ello, será imposible que alguna institución bancaria pública o privada financie sin tener el aval o visto bueno del Congreso para otorgar deuda al Gobierno Estatal.

En rueda de prensa, el diputado Alfredo Rodríguez Dávila, coordinador de la fracción del PAN, informó que luego de las modificaciones avaladas a principio de año por el Congreso de la Unión, ahora se hace lo propio en la Constitución estatal para frenar la deuda de miles de millones de pesos de la actual administración estatal.

"Es aprobar la minuta que nos envía el Congreso federal referente al control de deuda en los estados y municipios; lo que habíamos clamado en Nuevo León desde hace seis años, que hubiera un contrapeso entre el Ejecutivo y legislativo, lo que hemos advertido que le ha causado un daño al erario por miles de millones de pesos.

"Ya el Gobierno del Estado no podrá endeudarse más de lo que le autorice el Congreso local; el año pasado le autorizamos al Estado que se endeudara en mil 020 millones de pesos, y el año pasado se endeudaron en 9 mil 200 millones de pesos, ocho veces más de lo que autorizó esta legislatura", indicó.

Rodríguez Dávila dijo que el Congreso local fue el primero en aprobar la minuta de reforma a la Constitución federal para que los estados finalmente tengan un techo financiero para la deuda y no se extralimiten como lo ha hecho el Gobierno de Nuevo León.

La Cámara de diputados y senadores usaron a Nuevo León como ejemplo para llevar a cabo estos cambios, por lo que sólo falta que lo aprueben 17 Congresos de los estados en el país para que sea vigente, indicó.

"No es correcto que se despache el gobernador del Estado de forma unilateral decidiendo en recursos y del futuro de los neoloneses.

"Es amarrarle las manos al PRI-gobierno y a todos los estados en el país, pero en México se tomó como referencia lo que estaba pasando en Nuevo León", agregó, "será imposible que alguna institución bancaria pública o privada financie sin tener el aval del Congreso".

FOTO: Archivo

EDUARDO MENDIETA SÁNCHEZ | MILENIO DIGITAL