13 de abril de 2014 / 07:33 p.m.

 

América puso calientitas las cosas en el renglón del descenso, al vencer con gol solitario de Miguel Layún al Puebla de La Franja por 1-0, que con la derrota, postergó su salvación y dio vida a los Potros de Hierro del Atlante, luego de ser superado por los capitalinos la tarde del domingo en la cancha del estadio Cuauhtémoc que registró el lleno en las tribunas.

Partido que se resolvió desde el primer minuto de acción, luego de que el desborde del seleccionado nacional, Miguel Layún, culminó con su arribo a los linderos del área desde donde sacó un disparo colocado que el arquero poblano, Jorge Villalpando, no alcanzó a manotear, y con eso, las Águilas lograron su cometido para el 0-1 en el tanteador.

Diana que cayó como auténtico balde de agua helada en el ánimo de Rubén Omar Romano y sus seguidores, que enmudecieron ante el estruendo que los aficionados americanistas hicieron resonar en la grama mundialista al ser visiblemente mayoría en las gradas, lo que pesó para los de blanco y azul.

Aún con ello, Puebla tuvo casi de inmediato la posibilidad del empate, cuando al 12 en el reloj, una jugada individual por cortesía de Uriel Álvarez concluyó en los botines del brasileño, Maicon Dos Santos, que sin marca, terminó por mandarla hacia un costado ante el lamento de su fiel afición.

Ello hizo reaccionar a los capitalinos, que a partir de dicho instante controlaron y maniataron al enemigo, pero sin efectos letales, donde Luis “El Quick” Mendoza y Luis Gabriel Rey se cansaron de pisar el territorio Camotero, que con apuros resolvieron hasta dejar que el tiempo se extinguiera en su primera mitad.

Al volver del descanso, con una nueva actitud, La Franja mejoró con el ingreso de Saúl Villalobos, que en sus dos primeras acciones comprometió la cabaña de Moisés Muñoz, luego de que su disparo inicial hacia la zona tejida, pasó coqueteando peligrosamente el poste izquierdo del guadavallas azulcrema.

Si bien los de la Angelópolis quisieron equilibrar la balanza con aproximaciones en los botines de Luis Noriega y Maicon Dos Santos, todo se vino abajo cuando al 60, Uriel Álvarez en una artera entrada sobre Paúl Aguilar, se llevó la roja en forma directa para dejar así a los suyos en inferioridad numérica.

A partir de dicho instante, el encuentro disminuyó en intensidad, donde sólo quedó en el recuerdo por Puebla un tiro libre de Francisco Torres que Muñoz eludió al fondo, mientras que las Águilas a nada se quedaron del segundo, cuando en plena recta final, Raúl Jiménez la estampó en el poste para sentenciar así el 1 por 0 a favor de los pupilos de Antonio “Turco” Mohamed que con ello regresan a la disputa por la clasificación. 

EDGAR GONZALEZ