5 de diciembre de 2014 / 02:03 a.m.

Luego del esperanzador partido ofrecido por los Rayados el domingo ante el Atlas, el América derrotó 3-0 al Monterrey para dejarlo al borde del abismo en la serie semifinal.

El triunfo de las Águilas que los deja con un pie en la gran final tuvo como principal artífice al regiomontano Luis Ángel Mendoza.

"El Quick" anotó dos de los goles. El otro fue un autogol de Efraín "Chispa" Velarde.

El partido se diluyó para el Monterrey en un lapso de tres minutos en el primer tiempo, en el que recibieron dos goles y sufrieron la expulsión de Hiram Mier por doble amonestación, para jugar con 10 hombres desde el minuto 34'.

La situación luce oscura para los Rayados que necesitan ganar mínimo por 4-1 en la visita al estadio Azteca para poder avanzar.

El Monterrey no marcó cuatro goles en un partido en la temporada. Su mejor resultado en calidad de visitante fue un triunfo de 3-1 sobre el León en la jornada 11.

Tras ubicarse como líderes generales, sólo una catástrofe le quitaría el boleto a la final a las Águilas, en el duelo de vuelta.

LA HISTORIA

Los Rayados apostaron a la misma formación utilizada el domingo anterior en la vuelta contra el Atlas, dejando en la banca a Humberto Suazo, César Delgado y Neri Cardozo.

Aunque los aficionados mejoraron la entrada en relación con la semana anterior, una hora antes del partido había en la taquilla boletos de la todas las localidades, excepto preferente.El Monterrey intentó en el arranque proponer el partido, ir al frente y tener jugadas eslabonadas.

En el amanecer Omar Arellano y Severo Meza elaboraron un arribo por derecha, que terminó con un centro retrasado que Lucas Silva no pudo rematar.

En el minuto 5', el ex Rayado Osvaldo Martínez disparó de frente al arco para que Jonathan rechazara y más adelante un disparo del paraguayo obligó a Orozco a desviar a tiro de esquina.

La puerta de la tragedia comenzó a abrirse para el Monterrey en el 32´ cuando Oribe Peralta filtró un balón buscando a Luis Gabriel Rey; el esférico le llegó al "Quick" a segundo poste pero su tiro fue desviado por "El Chispa" para el 1-0.

Apenas dos minutos después, Mier dio un codazo a Peralta en la disputa de un balón por alto para ganarse la segunda tarjeta amarilla y el cartón rojo.

En el cobro de la falta, Osvaldo Martínez cobró para que "El Chispa" desviara dentro del área y marcara un autogol para el 2-0.

Jesús Zavala se colocó como zaguero central y el Monterrey remó contra la corriente el resto del juego.

El Chupete Suazo y El Chelito Delgado ingresaron para el inicio del segundo tiempo, y más adelante lo hizo Neri Cardozo para intentar ir al frente.

Las Águilas aprovecharon los espacios para crear llegadas de peligro que terminaron con el 3-0 y gracias a Jonathan Orozco no fue mayor la diferencia.

Un remate de cabeza de Luis Gabriel Rey fue a las manos de Jona; un disparo de Mendoza fue atajado por Orozco, y un remate de Michael Arroyo salió apenas desviado.

A ocho del final, Arroyo llegó por izquierda y tiro un centro raso que "El Quick" empujó a segundo poste en lo que parece el último clavo en el ataúd de los Rayados.

 TOMÁS VÍCTOR LÓPEZ