25 de enero de 2014 / 03:54 a.m.

La gente empezó a juntarse poco a poco desde las 17:00 horas. Era imposible confundirlos. Los aficionados del América esperaban a su equipo en un hotel de la avenida Américas.

Las Águilas arribaron dos horas más tarde, pero eso sólo provocó que se juntaran más aficionados hasta que fueron unos 300 los que aguardaron pacientes la llegada de sus ídolos. Todo en orden hasta que llegó el conjunto de Coapa.

“Es del Ame, Guanatos es del Ame, Guanatos es del Ame”, y todos se fueron contra el camión para tomarse la foto o conseguir el autógrafo. Sólo bajó el cuerpo médico, los profes y Antonio Mohamed, quien vivió en carne propia lo que significa ser entrenador de un equipo como las Águilas. Mohamed fue empujado, jaloneado, arañado con tal de conseguir un autógrafo. “Calma chicos, calma”, decía entre risas el Turco antes de ingresar al Fiesta Americana Grand.

El 2013 que tuvo el América donde obtuvieron un título y un subcampeonato provocaron que en la misma casa de las Chivas, la pasión se desbordara por los colores azul y amarillo.

La gente está emocionada por el conjunto de Coapa y le dan su respaldo a su llegada a la capital de Jalisco.

JESÚS HERNÁNDEZ TÉLLEZ