REDACCIÓN
16 de diciembre de 2014 / 07:09 p.m.

Al momento de ganar un campeonato todos dentro de una organización deben estar contentos. Pero el caso del director técnico Antonio Mohamed  con las Águilas del América muestra que el conquistar el título no lo es todo.

El América no tendrá de vuelta a Mohamed para el Clausura 2015 a pesar que el fin de semana pasado lograron el campeonato en el futbol mexicano.

Por diferencias entre la directiva y el propio Mohamed será un América distinto a partir de enero.

Una situación que se le puede comparar en otros deportes es cuando Jimmy Johnson fue despedido tras ganar campeonatos seguidos de Súper Tazón con los Vaqueros de Dallas.

Jimmie Johnson había construido una dinastía con grandes jugadores como Troy Aikman, Emmitt Smith y Michael Irvin. Vencieron en los Súper Bowls XXVII y XXXVIII a los Bills de Buffalo.

No obstante, el dueño de los Vaqueros Jerry Jones, sorpresivamente quitó a Johnson del puesto de head coach y puso a Barry Switzer.

La separación se dio porque tanto Jones como Johnson fueron muy egoístas al tratar de demostrar quien fue realmente el ‘arquitecto’ de la dinastía de los Cowboys en los 90s.