8 de abril de 2014 / 10:27 p.m.

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, se declaró "contento" de que su equipo haya llegado a semifinales de la Liga de Campeones pero admitió que no le gustó la forma, puesto que el equipo llegó a estar contra las cuerdas en el partido de vuelta ante el Borussia Dortmund.

"En primer lugar estoy contento porque hemos llegado a semifinales pero no me gustó la forma como lo hemos conseguido", dijo Ancelotti en rueda de prensa. "Fallamos un penalti, regalamos dos goles y eso abrió otra vez la eliminatoria", agregó.

La clave del partido, según Ancelotti, fue el penalti fallado por el argentino Ángel Di María que animó al contrario e hizo que al Real Madrid le entrara "un poquito de miedo".

"Durante el primer tiempo perdimos el control del partido, no tuvimos la pelota y empezamos a jugar con inseguridad, limitándonos a defendernos", analizó.

"Estuvimos muy lentos, cometimos muchos errores y jugamos sin confianza en el juego. Después del penalti fallado nos entró un poco de miedo y fue muy difícil", añadió.

Pese a la mirada autocrítica, Ancelotti destacó como detalle positivo que en la segunda parte el equipo "no perdió la cabeza, defendió bien el resultado" y logró por momentos tomar la iniciativa.

Ancelotti destacó también el papel desempeñado por Iker Casillas en la clasificación a semifinales al decir que "en un momento del partido hizo una parada fantástica que ha sido clave". "Si no, el desenlace hubiera podido ser otro porque era un momento importante del partido. Hizo un encuentro muy bueno".

AGENCIAS