7 de octubre de 2014 / 08:52 p.m.

Si una petición tiene el jugador Laurenco Andrade a la afición es que adopte al Flash como el tercer equipo de casa.

Para el jugador es de vital importancia el apoyo que puedan recibir de los aficionados en la búsqueda de los objetivos del conjunto de futbol rápido profesional.

"Decirle a la afición que realmente esta temporada va a ser una temporada de entrenamiento familiar, que van a pasar muchas cosas padres en la Arena Monterrey. Nosotros también como jugadores de futbol, queremos que la gente tome al Flash como su tercer equipo en Monterrey, nosotros estamos para apoyar a la gente y que la gente nos apoye, estar con los niños, que confíen en nosotros para que sea una intimidad de equipo y familia, que la gente nos apoye y con su apoyo podamos tener resultados más positivos", expresó el brasileño tras la práctica celebrada ayer en las instalaciones de Casabella.

Flash de Monterrey jugará esta temporada 2014-2015 en la Mayor Arena Soccer League (MASL) que contempla la participación de 24 equipos.

"Ahora está más duro, bajaron los seis equipos principales de la liga anterior, la liga va a estar muy competitiva, y nosotros también, estamos preparados y nos estamos preparando con mucha ilusión en este año, no queremos otra cosa para este año sino que el campeonato, nuestro foco es conjuntar todo lo emocional, lo técnico, físico y táctico en la cancha para que podamos traer el campeonato para Monterrey", señaló Andrade.

Afortunadamente para el equipo, la base de jugadores del año pasado se mantiene, lo que hace un conjunto con mayor experiencia para esta campaña.

"Estamos más integrados con los jugadores que llegaron, jugadores de bastante calidad que estuvieron en sus equipos, jugadores de primera, de primera A, que estuvieron en Estados Unidos, hay más facilidades, ya agarramos la experiencia del año pasado, para nosotros es ganar el campeonato para Monterrey y jugar la final aquí", reiteró.

La temporada pasada, en la PASL, Monterrey fue eliminado en la final de zona ante la Furia de McAllen.

Martha Cedillo