9 de julio de 2014 / 08:08 p.m.

La Canciller Angela Merkel viajará a Río de Janeiro para presenciar la final de la Copa del Mundo.

Con la visita, la selección alemana tendrá quizás a su hincha más prominente en el encuentro. En tanto, la líder del gobierno alemán contará quizás con su mejor oportunidad de ver una coronación del equipo en ocho años, durante los que ha dado muestras bastante abiertas de apoyo.

Merkel suele asistir a los partidos de Alemania desde 2006, cuando el país fue anfitrión del Mundial, unos meses después de que asumió el cargo. No es raro que visite a los jugadores en los vestuarios.

La paliza por 7-1 sobre Brasil en el partido del martes colocó a Alemania en la final por primera vez desde 2002 y preparó la escena para que Merkel cumpla su segunda aparición pública en esta Copa del Mundo.

"Creo que esto casi se merece el adjetivo de 'histórico', y ahora sólo puedo decir que deseo que el equipo tenga mucha fuerza y concentración para la tarea que le queda por delante", dijo Merkel el miércoles. El gobierno informó que Merkel viajará con el presidente Joachim Gauck a Río de Janeiro para la final del domingo, contra Argentina u Holanda.

Una imagen manipulada del Cristo Redentor, un símbolo de Río de Janeiro, lo sustituye por Merkel, vestida con un traje sastre y levantando los brazos para celebrar. La foto comenzó a circular en las redes sociales de internet en cuanto Alemania resolvió la semifinal frente a Brasil.

Aparentemente, las celebraciones de Merkel han mejorado la popularidad de la líder de 59 años, quien por lo demás rara vez se muestra extrovertida en público.

Merkel había cruzado ya el Atlántico para atestiguar la goleada de 4-0 endilgada por Alemania a Portugal el mes pasado. Posó para algunas fotos con los jugadores en los camerinos.

AP